Buscar este blog

martes, 31 de mayo de 2011

lo es

¿Por qué tan concesiva ilusión se torna hoy tan imposible?
Obtener si quiera una migaja de seguridad, en este instante, en este momento, en el presente, cuando tan mala suerte nos rodea es...visiblemente inalcanzable.

domingo, 22 de mayo de 2011

Lo primero que pensé, fue que estaba de nuevo condenada.

miércoles, 18 de mayo de 2011

cambiar.

Cerré un poco el ojo derecho y me pellizqué los mofletes...
pensé he aprendido la lección, he aprendido la lección...
Y me convencí a mi misma, satisfecha me limpié las rodillas y me puse de pie.
Miré hacia el altar, me santigüé y salí de la Iglesia dándome la vuelta avergonzada.
Aquí dejo por escrito, que no voy a volver a errar, nunca.
Y que recuperaré tanto mi dignidad, como mi confianza.

una excusa.

Por bonita que sea la certeza de que seamos libres, de que sirve, si no sabemos usarla.
Olvidar, es dificil, pero por consiguiente, obligatorio...y estamos tan condenados a olvidar solo por el hecho de no haber sabido ser libres que nos caemos, continuamente, y como yo, algunos de vosotros os encontrais en este hollo que al igual que yo, cada uno cavamos con nuestras propias manos.
Pasó mucho tiempo desde que me perdí, ¿dónde están mis ilusiones propias de niña idiota?
No me reconozco, no reconozco nada...es más, si pudiera pedirle algo a la vida, sería empezar de nuevo, para no equivocarme tantísimas veces, y es que la realidad, mi realidad, se basa en errores, todos mis actos, tanto pasados, como presentes, como probablemente futuros, están basados en mentiras, en fallos, y sobre todo, en cosas de las que luego me he arrepentido.
Me encantaría tener tantos pájaros en la cabeza...que no me diese cuenta de esto.

Ahora ve y lo copias en el traductor.

Connard.

martes, 17 de mayo de 2011

Be perfect.

Y quise ser perfecta...
Y perdí mis valores, y mentí, y perdí la verguenza, y el amor, y la compasión, y perdí el respeto, gané etiquetas, y merecí todas...
Y pasé a ser esto que ves, algo vacío, roto, sin complexión, sin miga, sin el verbo ser, y sin desafortunadamente, todos mis atributos.

martes, 10 de mayo de 2011

Sin embargo el otro dia fue diferente.
Volví como de costumbre a la calle, con la deliciosa certeza de que todo estaba en orden.
Con las mismas ideas, con esa misma alternativa, de acostumbrarme a mirar las cosas y hacer que me gustaran.
Sin nudos en el pecho, sin prisas, sin eso que desde hace tanto tiempo me acobardaba.
Juro, que me sentí completamente libre de mis propios actos.
Prometo que aquel día me levanté dando saltos de alegría tan solo por la insignificante sensación de que había amanecido, y que yo, estaba allí para contemplarlo.
Pero me fallaron las fuerzas, y la realidad calló sobre mí, como cae una gota de agua en algo que por fin se ha secado. Me di de bruces con algo que había estado negando y que irremediablemente estaba allí presente, con esa realidad, que me demuestra día a día que me he equivocado...
Sin embargo, puedo prometer que estos momentos de debilidad me duraron tan solo unos minutos, y que se desvanecieron en cuanto de nuevo, sumergida en el mismo libro, volví a leer...basiléia.

martes, 3 de mayo de 2011

Y si tan etérea esperanza que acoge mi dignidad se ha rendido hasta tus pies.
Si por intentar en vano volar, me he estrellado con ese sentimiento.
Si es crecer el anhelo del mismísimo hombre y no volver.
¿Cómo creceréis desdichados?

domingo, 1 de mayo de 2011

.

¿Sabes?
Las notas desafinadas...son las que más encajan, las más perfectas...son tan inesperadas...